English Italiano Francais Deutsch Espanol  
Base de datos del Centro de documentación
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
 
 
Los tallerer
 

Entre fi nales del siglo XVI y la primera mitad del siglo XVII, la contemporánea (mejor eliminar esta palabra) construcción de los Sacromontes, con las numerosas capillas y las escenas plástico-pictóricas contenidas en las mismas, contribuyó a formar artesanos especializados y talleres de artistas que, según las ocasiones, se desplazaban incluso de una localidad a otra.

En aquella época, el taller de un maestro era, para un joven artista, un ambiente que tenía que frecuentar obligatoriamente para poderse afi rmar en el campo de la pintura o de la arquitectura, mientras que para los clientes era un medio casi obligatorio para encargar la realización, en breve tiempo, de obras complejas, ya que, entre obras de construcción, techos, frescos y estatuas, había que emplear numerosos artesanos y éstos tenían que estar bien coordinados entre sí para reducir el tiempo de ejecución ya de por sí muy largo.

El mismo Gaudenzio Ferrari, desde los primeros trabajos en el Sacro Monte de Varallo, había formado una escuela propia en donde tuvieron la posibilidad de crecer otros importantes artistas, entre ellos: Fermo Stella, Antonio Zanetti, Giulio Cesare Luini y el hijo Girolamo, también pintor. El maestro realizaba las partes más expresivas, las manos, los rostros, además de los frescos de los fondos más visibles y dejaba a los alumnos que completaran la obra para pasar prontamente a otra escena, y en lugares diferentes.

Fue así que entre quinientas y seiscientas familias de pintores y escultores, entre ellos muchos como capataces, se ocupaban también de la construcción de las capillas, prestaron su obra para realizar en concreto estos grandes teatros montanos.

Entre las más importantes que formaron los talleres de arte entre los siglos XVI y XVII estuvieron los fl amencos Tabacchetti, Jean y Nicolas Wespin, el primero de los cuales trabajó primero en Varallo y con el hermano después en Crea y los valsesianos d’Enrico, Giovanni, Melchiorre y Antonio llamado el Tanzio, que trabajaron, solos o en grupo, en Varallo, en Orta, en Crea y también en Oropa.

En el siglo XVII, los ticineses Silva, del padre Francesco al hijo Agostino y al nieto Gianfranco, trabajaron en Varese y en Ossuccio, mientras que los hermanos della Rovere, Giovanni Battista y Giovanni Mauro, llamados los Flamenquinos, pintores de Borgovico cerca de Como, lo hicieron en Crea y en Orta, en donde trabajaron también los lombardos Nuvolone, Carlo Francesco y Giuseppe, que lo hicieron en pareja también en Varese.


Asimismo los Recchi, Giovanni Battista y Giovanni Paolo que fueron alumnos del Morazzone, trabajaron juntos en Varese y en Ossuccio, y los milaneses Bussola, Dionigi y Ottavio, ambos escultores, trabajaron bajo forma de taller, el primero en Varallo y después juntos en Orta, en Varese y en Domodossola.

Además de estos artistas, se podrían señalar muchos otros, tal vez centenares, que trabajaron desde los tiempos de la fundación hasta los primeros años del siglo XVIII. Cada uno de ellos fue portador, de un lugar a otro, de ideas y de técnicas a veces innovadoras y también de modelos y tipologías que contribuyeron a hacer de los Sacromontes un complejo y maravilloso sistema orgánico de obras de arte.



divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore
divisore

Extractos de:
F. Fontana, R. Lodari, P. Sorrenti, Luoghi e vie di pellegrinaggio. I Sacri Monti del Piemonte e della Lombardia , 2004, publicado por Centro di Documentazione dei Sacri Monti, Calvari e Complessi devozionali europei.

    Credits    Mapa del sitio

Testata giornalistica registrata al Tribunale di Torino (n.14 del 02/04/2009)
Sacrimonti.net UNESCO PROGETTO INTERREG ITALIA SVIZZERA Beni Culturali REGIONE LOMBARDIA Regione Piemonte